“Se Quien Eres”

 “Pero había en la sinagoga de ellos un hombre con espíritu inmundo, que dio voces, diciendo: !!Ah! ¿qué tienes con nosotros, Jesús nazareno? ¿Has venido para destruirnos? Sé quién eres, el Santo de Dios.” (Marcos 1:23-24)

¿Conoce, usted, de Jesus, o, lo conoce personalmente?  Hay una gran diferencia entre conocer de Jesus, y conocer a Jesus de una manera personal.  Así como los demonios en el pasaje de hoy, hay demasiados Cristianos que conocen mucho sobre Jesus, pero no tienen una relación personal con el.  De verdad no lo conocen.  Los podemos reconocer por sus frutos.  Hacen muchas cosas buenas dentro de las cuatro parades de sus templos hechos de manos de hombres, pero cuando sales de ahi, son igualitos que el mundo enfocándose en convertirse mas y mas como el mundo, en vez de seguir a Jesucristo.  En Mateo 7:15-20, Jesus dijo:

“Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos? Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos. No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos. Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego. Así que, por sus frutos los conoceréis.”

Jesus nos dice como es que podemos identificar a aquellos que de verdad lo conocen y tienen una relación personal con El.  Eso es muy importante para todos aquellos que nos decimos ser Cristianos y nos advierte fuertemente, así que pongamos atención:

No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad (Mateo 7:21-23).”

Ask que, Cristianos, ¿conocemos de Jesucristo, o conocemos y tenemos una relación personal con El? Si ha descubierto que no tiene una relación personal con Jesucristo que la quiere, lo siguiente le explica como es que Dios dice que la puede tener:

  1. Reconozca que es pecador/pecadora y dele gracias a Dios por haber mando a Su Único Hijo, Jesus, a pagar el penal máximo para el perdón de sus pecados (de usted) y por resucitar de entre los muertos para darle, a usted, vida eterna (Juan 3:16-18; Romanos 3:23; Romanos 5:8; Efesios 1:13-14).
  2. Pídale perdón por sus pecados de todo corazón, y El le perdonará (1 Juan 1:9).
  3. Dígale que, en este momento, usted intencional y voluntariamente escoge dejar de vivir en rebelión contra El y empieza una vida nueva siendo discípulo de El; que se compromete a amarlo, todos los días; a buscarlo, todos los días; a seguirlo, todos los días; y vivir en inmediata, radical y costosa obediencia a El y solo a El, cueste lo que le cueste, aunque le cueste la vida (Romanos 10:9-10; Lucas 14:25-27). Luego, ¡hágalo!

Esta es la única manera de convertirse en hijo/hija de Dios (Juan 1:12) y de experimentar la saciedad de Su bondad, amor, gozo, felicidad, paz y perfecto cuidado de ti. ¡Hazlo ahora mismo!

Si lo hizo, Dios está extremamente feliz contigo y quiere empezar, en este instante, a hacer grandes cosas en ti y por medio de ti. Por favor, mándame un mensaje privado y dime que hiciste la decisión de seguir a Cristo para poder orar por ti y tu nueva vida.

En clamor de Cristo,

Phil

“I Know Who You Are!”

“Just then a man with an unclean spirit was in their synagogue. He cried out, ‘What do you have to do with us Jesus – Nazarene? Have You come to destroy us? I know who You are – the Holy One of God!'” (Mark 1:23-24)

Do you know about Jesus, or do you know Him?  There is a big difference in knowing about Jesus and knowing Jesus, personally.  Just like the demons in today’s passage, there are too many Christians out there who know all about Jesus and who He is, but don’t have a personal relationship with Him. They don’t truly know Him.  You can recognize them by their fruit.  They do all kinds of good work within the four walls of their gathering places, but once they leave, they’re just like the rest of the world, focused on becoming more like the world, than following Jesus.  Jesus said,

“Beware of false prophets who come to you in sheep’s clothing but inwardly are ravaging wolves. You’ll recognize them by their fruit. Are grapes gathered from thorn bushes, or figs from thistles? In the same way, every good tree produces good fruit, but a bad tree produces bad fruit. A good tree can’t produce bad fruit; neither can a bad tree produce good fruit. Every tree that doesn’t produce good fruit is cut down and thrown into the fire. So you’ll recognize them by their fruit (Matthew 7:15-20).”

Jesus tells us how we can recognize those who truly know Him and have a personal relationship with Him.  This is really important for those of us who call ourselves Christians, so we must pay close attention:

“My sheep hear My voice, I know them, and they follow me (John 10:27).”

The two important things to remember here are that Jesus knows our hearts and our intentions, and He knows whether or not we are truly following Him.  He knows whether or not we have a personal relationship with Him, and warns us strongly and sternly about it:

“Not everyone who says to Me, Lord, Lord”! will enter the kingdom of heaven, but only the one who does the will of My Father in heaven. On that day, many will say to Me, “Lord, Lord, didn’t we prophesy in Your name, drive out demons in Your name, and do many miracles in Your name?’ Then I will announce to them, “I never knew you! Depart from Me, you lawbreakers!'” (Matthew 7:21-23)

So, Christians, do we know about Jesus, or do we know and have a personal relationship with Jesus?  If you’ve discovered that you don’t really have a personal relationship with Jesus and want to, here’s how God says you can:

  1.  Recognize that you’re a sinner and thank Him for sending Jesus, His only Son, to die on the cross in order to pay the ultimate price for your sin (Romans 3:23; Romans 5:8) and raising Him from the dead in order to give you eternal life (John 3:16-18; Ephesians 1:13-14).
  2. Tell Him that, at this moment, you willfully and intentionally choose to stop living your life in rebellion against Him and choose to start living your life as His disciple; that you commit to seeking Him, every day; following Him, every day; and that you will strive live in immediate, radical, and costly obedience to Him and only Him, no matter the cost – even if it costs you your life (2 Corinthians 5:15; Romans 10:9-10). Then, do it. This is the only way you can become God’s child (John 1:12) and experience the fullness of His love, goodness, joy, peace and perfect care. Do this right now!

If you did this, God is so happy with you and wants to start working in your life and through your life. Please send me a message letting me know that you did it so that I can pray for you as you begin a new life in Christ.

Now, wouldn’t it be a great thing for your family, loved ones and friends to have the peace, joy, love and security you now have?! Go tell them, right now, why you chose to follow Jesus. Let me know how it goes.

In Christ’s love,

Phil

 

 

Carguemos

“Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo.” (Gálatas 6:2)

Como Cristianos, debemos estar listos y dispuestos a cargar las cargas pesadas de los demás, porque esto es lo que la iglesia de Cristo debe estar haciendo.  Parece ser que la iglesia moderna, los Cristianos, nos hemos olvidado que se nos ha mando que nos amemos los unos a los otros, primero.  En Juan 13:34-35, Jesus nos da un mandamiento que no debemos continuar ignorando:

“Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros. En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con ls otros.”

Aparentemente, la iglesia de Cristo se ha enfriado, se ha hecho tan egoísta y egocéntrica que no vemos a nuestros hermanos y hermanas en Cristo que están sobrecargados, sufriendo, debilitados, quebrantados y muriendo en medio de nosotros.  Esto no le es aceptable a Dios, ¡y no debe ser aceptable a nosotros, tampoco!  Dios, en Filipenses 2:3-4, nos lo dice de esta manera:

“Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo; no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros.”

Jesucristo es nuestro ejemplo.  El vivo una vida abnegada, siempre poniendo a otros antes que a Si mismo.  Esto es lo que El demanda de todo Cristiano, de todo discípulo de El.  Alguien le pregunto a Jesus que cual era el mandamiento mas grande de todos los mandamientos, y en Mateo 22:337-39 vemos Su respuesta:

“Jesus le dijo: ‘Amaras al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, y con toda tu mente. Éste es el primero y grande mandamiento. Y El Segundo es semejante: Amaras a tu prójimo como a ti mismo.'”

Al mirar la fotografia arriba, ¿donde esta usted cargando la carga de los que están sobrecargados, sufriendo, debilitados, quebrantados, y muriendo en su familia espiritual, y sus vecinos?

Entonces,

  • ¿como obedecía las Escrituras de hoy?
  • ¿Con quien compartir las Escrituras de hoy?
  • Con quien compartiras la historia de su salvación y la historia de lo que Jesus ha hecho por usted?

En el amor de Cristo,

Phil

 

Carry

“Carry one another’s burdens; in this way you will fulfill the law of Christ.” (Galatians 6:2)

As Christians, we must be ready to carry one another’s heavy loads, because this is what Jesus’ church is supposed to do.  The modern day church, Christians, seems to have forgotten that we have been commanded to love and help one another first.  In John 13:34-35, Jesus gives us a command we Christians cannot keep ignoring,

“I give you a new command: Love one another. Just as I have loved you, you must love one another. By this all people will know that you are My disciples, if you have love for one another.”

The church has become so cold, selfish, and self-centered that we can’t see our brothers and sisters who are weak, suffering, broken, and dying in our midst. This is not acceptable to our Lord, Jesus, and should not be acceptable to us, either! God, through the Apostle, Paul, commands us this way:

“Do nothing out of rivalry or conceit, but in humility consider others as more important than yourselves. Everyone should look out not only for his own interests, but also for the interests of others.”

Jesus is our example. He lived a selfless life, always putting others before Himself.  This is what He demands of every Christian, every disciple of His.  Someone asked Jesus which one of the Commandments was the greatest of all, and in Matthew 22:37-39 He replied:

“He said to Him, ‘Love the Lord your God with all you hearts, with all your soul, and with all your mind. This is the greatest and most important command. The second is like it: Love your neighbor as yourself.”

As you look at the picture above, where are you in carrying the load of the weak, broken, suffering, and dying in your church family and neighbors?

So, then,

  • how will you obey today’s scriptures?
  • With whom will you share today’s Scriptures?
  • with whom will you share the story of your salvation and the story of what Jesus has doe for you?

In Christ’s love,

Phil

Motives

“All man’s ways seem right to him, but the Lord evaluates the motives.” (Proverbs 21:2 bold mine)

For those of us who are Christians, this verse begs the question, “What motivates our personal lifestyles, our philosophies, our belief systems, and our worldview?” If we are Christians, this question is extremely important, because depending on our answers, we may be at odds with God and don’t even realize it.  Some of us make a conscious decision to live our lives as we want to, leaving God out of our lives altogether.  Either way, we must be careful to remember that God has already set the standard of living for everyone who claims to be a Christians, and He does not change His mind about it.

God, in 1 John 2:15-16, warns us, “Do not love the world or the things that belong to the world. If anyone loves the world, love for the Father is not in him. For everything that belongs to the world – the lust of the flesh, the lust of the eyes, and the pride of one’s lifestyle – is not from the Father, but is from the world.”

The world’s lifestyles, philosophies, belief systems and views are in opposition to God.  Therefore, as Christians, we cannot live for the world and live for God at the same time, no matter what our motives are, even if they seem justifiable to us.  This is a very serious matter, so serious that God puts it another way (Christians, pay attention):  “Adulteresses! Don’t you know that friendship with the world is hostility towards God? So whoever wants to be the world’s friend becomes God’s enemy (James 4:4)”.

No matter how we try to excuse our life’s choices, God knows our real motivation behind them.  What is the motive behind your lifestyle?  Is it to honor God, or is it to satisfy your own selfish desires?

So, then,

– how will you obey today’s Scriptures?

– With whom will you share today’s Scriptures?

– With whom will you share the story of your salvation and the story of what Jesus has done for you?

In christ’s love,

Phil

Motivos

“Todo camino del hombre es recto en su propia opinion; Pero Jehová pesa los corazones.” (Proverbios 21:2)

Para aquellos que somos Cristianos, este verso nos hace preguntar, “Que motiva nuestro estilo de vida personal, nuestras filosofías, nuestras creencias, y vista del mundo?”  Si somos Cristianos, esta pregunta es extremamente importante porque, dependiendo de nuestras respuestas, puede ser que, sin darnos cuenta, estemos en contra de Dios.  Algunos de nosotros hemos hecho la decision consiente de vivir nuestras vidas a nuestra manera dejando a Dios totalmente fuera.  De cualquier manera, debemos tener cuidado y recordar que Dios ya ha dado un estándar de vida para todos aquellos que profesan ser Cristianos, y no cambia de opinion sobre el tema.

Dios, en 1 Juan 2:15-16, nos advierte diciendo,

“No ameis al mudo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no esta en el. Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mudo.”

El estilo de vida, filosofias, creencias, y puntos de vista del mundo están en oposición a Dios.  Por lo tanto, como Cristianos, no podemos vivir para el mundo y para Dios a la misma vez, no importa nuestra motivación, o aunque nos parezca justificada.  Este asunto es tan importante, que Dios nos lo dice de otra manera (Cristianos, pongan atención):

“¡Oh almas adulteras! ¿No sabeis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo,  se constituye enemigo De Dios.”

No importa como tratemos de justificar nuestras selecciones de estilos de vida, Dios sabe la motivación tras ellas.  ¿Cual es la motivación por su estilo de vida?  ¿Es para honrar a Dios, o es para satisfacer sus deseos carnales?

Entonces,

  • ¿como obedecera las Escrituras de hoy?
  • ¿Con quien compartira las Escrituras de hoy?
  • ¿Con quien compartira la historia de su salvación y la historia de lo que Jesus hizo por usted en la cruz?

En clamor de Cristo,

Phil

Prueba

“Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo.” (1 Juan‬ ‭4:1‬ ‭RVR1960‬‬)
La cantidad de profetas falsos que andan por ahí es perturbador, pero lo más perturbador es la cantidad de Cristianos que los están siguiendo. Los falsos profetas saben que son falsos profetas, ¿por que será que los Cristianos no podemos reconocerlos e identificarlos como falsos profetas? Después de todo, los falsos profetas son del diablo, no de Dios, ¿cierto? Deberían de ser fáciles de reconocer, pero por alguna razón, siguen en sus negocios con los Cristianos siendo sus mejores clientes.  
El Servicio Secreto, es una agencia federal de investigaciones en Los Estados Unidos de Norte América. Esta agencia está dividida en dos ramas de investigaciones, una de ellas investiga la falsificación de billetes. Estos investigadores son los mejores del mundo en reconocer billetes falsos. No hay nadie mejor que ellos. Con tanta tecnología nueva, los falsificadores se han mejorado muchísimo, pero aún así, no pueden engañar a estos investigadores. ¿Por que? ¿Cómo pueden evitar tan eficazmente ser engañados? Porque estudian los billetes reales tan detalladamente, que les es fácil reconocer un billete falso de inmediato. Si, eso es todo. Conocen los billetes reales tan bien, que pueden reconocer los falso de inmediato.  
De la misma manera, los Cristianos pueden protegerse de los falsos profetas estudiando y conociendo la Verdad de la Palabra de Dios tan bien, que cuando una doctrina falsa se les presenta por profetas falsos, la pueden reconocer de inmediato, y huir de ella. La Palabra de Dios es la única Verdad absoluta en que podemos poner toda nuestra fe y confianza. Dios nos advierte que no pongamos nuestra fe en el hombre. Nos dice,

– “Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá? (Jeremías‬ ‭17:9‬ ‭RVR1960‬‬).”

Es por esto que el verso de hoy es tan importante. Dios nos dice que debemos comparar toda doctrina que escuchamos con la única doctrina verdadera, Su Palabra. Por medio del Apóstol, Pablo, Dios nos dice,

– “Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad (2 Timoteo‬ ‭2:15‬ ‭RVR1960‬‬).”
La mayoría de los Cristianos no leemos la Palabra de Dios fuera de las reuniones dominicales. Con razón estamos siendo engañados y destruidos por el diablo y sus falsos profetas. ¿Que podemos hacer para protegernos de estos falsos profetas?

1. Levantarnos muy temprano, antes que los demás. 

2. Orar que Dios nos ayude a entender Su Palabra para poder aplicarla a nuestras vidas.

3. Abrir nuestras Biblias y leer, por lo menos, tres capítulos.  

4. Hacer notas de lo que Dios nos revela durante la lectura, y mediator en Ella’s Durante el resto del día.

5. Cuando terminemos de leer, oremos que Dios nos revele como es que El quiere que obedezcamos lo que hemos aprendido. Y luego, ¡hagámoslo!

6. Repítalo todos los días. 
Entonces,

– ¿como obedecerá las Escrituras de hoy?

– ¿Con quien compartirá las Escrituras de hoy?

– ¿Con quien compartirá la historia de su salvación, y la historia de lo que Jesucristo hizo por usted en la cruz?
¡Dios les bendiga, amigos!

Insights from God's Word